MENSAJE DEL SEÑOR JESUS A LA JUVENTUD- 5 DE MAYO DE 2012

MENSAJE URGENTE, URGENTE, URGENTE
DE + JESUCRISTO, + JESUCRISTO, + JESUCRISTO,
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES,
DEL CIELO, DE LA TIERRA Y DE TODA LA HUMANIDAD

5 DE MAYO DE 2012

HORA: LA QUE ESTAIS VIVIENDO

MEDELLIN, COLOMBIA

 

¡OH! PEQUEÑOS NIÑOS DE MI CORAZON PATERNAL,

EN ESTOS MOMENTOS ME DIRIJO A TODA LA JUVENTUD

EN EL MUNDO ENTERO; FEMENINO Y MASCULINO

 

¡Oh! pequeños niños de mi Corazón Paternal, Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, me dirijo con gran claridad de mis Santas Palabras. No son palabras inventadas por el  hombre y con teologías y psicologías baratas.  Estas palabras, son palabras claras, sencillas y de pura esencia divina, inspiradas de mi Santo Espíritu Santo, llevando el Santo adelante y Santo atrás, y que Yo, Jesucristo, Rey de reyes no me las inventé para engañar a mis hijos amados; la juventud.

Yo Jesucristo, el Rey de reyes y Señor de señores, estoy con mi corazón derritiendo de amor por cada uno de vosotros.  Las  súplicas constantes de oración, con sus ojos bañados en lágrimas de sangre de mi bendita Madre María, y Madre del Dolor, con su corazón traspasado constantemente por las espadas, me hacen gritar con fuerte voz por el desierto árido: Arrepiéntanse, arrepiéntanse, arrepiéntanse de todas sus faltas de pecado.

Se ve que no conocen, ni leen mis mensajes a través de mis Santas Escrituras que son tan claras como el agua cristalina en Proverbios 1:8-33, y como no las leen en estos Proverbios, Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, se las recuerdo a quienes ya las leyeron, y se las enseño para el que no lo sabía:

“Hijo mío, atiende la instrucción de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre, pues será para ti un bello adorno, como un collar o una corona.  Si los pecadores quieren engañarte; no se los permitas.  Hijo mío, tal vez te digan: “Ven con nosotros; por capricho tenderemos una trampa, para matar a algún inocente cuando pase; Nos tragaremos vivos a los hombres honrados, como se traga la muerte a quienes caen en el sepulcro. Tendremos toda clase de riquezas, llenaremos nuestras casas con todo lo robado; Ven y comparte tu suerte con nosotros y comparte también nuestro fondo común”.  Pero no vayas con ellos, hijo mío; Aléjate de sus malos caminos, pues tienen prisa por hacer lo malo, tienen prisa por derramar sangre, aunque no vale la pena tender una trampa, si los pájaros pueden verla, esos hombres se tienden la trampa a sí mismos y ponen la vida en peligro.  Tal es el final de los ambiciosos; su propia ambición los mata”

Y por esto vine a avisarles de los peligros que los acecha como león rugiente a quien devorar.  Les he derramado mi Santa Sabiduría, y los invito a que viváis dela Sabiduría.

“Por las calles y avenidas, la Sabiduría hace oír su voz; proclama sus palabras por las puertas, por los puntos mas concurridos de la ciudad.  Jóvenes inexpertos, burlones y necios, ¿hasta cuando amarán la inexperiencia y hallarán placer en sus burlas, y despreciarán el saber?.  Presten atención a mis correcciones, y Yo los colmaré de mi Espíritu; les daré a conocer mis pensamientos.  Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, los he llamado, los he invitado a venir, pero ustedes no han querido hacerme caso; Al contrario, han rechazado mis consejos; no han querido recibir mi corrección.  Ya me tocará reír cuando les llegue la desgracia; ya me burlaré cuando estén muertos de miedo cuando venga sobre ustedes temores y problemas, desesperación y angustia, como un torbellino que todo lo destruye.  Ese día me llamarán, pero no responderé, me buscarán, pero no me encontrarán; pues desprecian mi Sabiduría y no quieren honrar al Señor, no desean recibir mis consejos; desprecian mis correcciones, pues sufrirán las consecuencias de su conducta; quedarán hartos de sus malas intenciones;  A los inexpertos los mata la falta de experiencia y a los necios los destruye su despreocupación;  Pero el que me preste atención, vivirá en paz y sin temor de ningún peligro”

Es necesario y urgente que Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, los exhorte al cambio, a la conversión de vuestras almas, ya que estáis en peligro de perderse a la condenación eterna.

¡Oh! juventud ¿Qué habéis hecho con la flor de tu pureza?  ¿Porqué habéis perdido la inocencia? ¿Qué habéis hecho con ella? ¿O es que estáis pensando que nacieron de la nada, y que Dios mi Padre Yahvé no existe y que vosotros sois libres de pensar que podéis andar y volar como palomas sin Dios y sin ley, y que la verdadera vida en Mí, no existe?, ¿Pero que la vida en si misma si existe para servir a satanás?

Pobrecitos hijitos míos, estáis jugando con candela y en ella van a perecer.  Pobres padres de familia que han tomado la mala dirección de gobernar y dirigir vuestros hijos desde el comienzo de la niñez.  ¡Oh! juventud rebelde que hacéis de vuestros padres un juguete de muñecos vivientes; los manejáis como robot en todas partes; vosotros juventud, habéis tomado las riendas del hogar y hacéis con ellos lo que a vosotros os parece mejor; destruir la familia, el hogar y la sociedad con todo vicio de pecado y se están dejando arrastrar por el despeñadero a las profundidades del infierno.

Es así como Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, debo hablaros, con estas palabras de pura Sabiduría divina.

Vosotros tenéis miedo de hablar la verdad, pues les digo mis niños, que Yo Jesucristo, no los conozco.  No vayáis a pensar juventud rebelde y sin piedad que lo que estáis viviendo aquí en la tierra es la felicidad eterna, no, no y no mis niños, estáis viviendo los últimos dolores del parto para el alumbramiento a la verdadera luz que soy Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores.  Pues les digo; no es ahora, es ya que debéis hacer un alto en vuestro camino por este valle de dolor.

Si les estoy hablando así, es porque los amo y al menos en estos momentos que estáis conectados con estas páginas de Internet, estáis escuchando a un Padre que los ama y que no quiere vuestra perdición.

También les digo a vosotros; juventud, venid, venid, venid benditos de Mi Padre a bañaros en las santas piscinas de mi Gracia.  Si se acogen a Mí, les derramaré torrentes de mi Misericordia y de perdón.  No esperéis pues a que lleguen momentos durísimos para reaccionar si queréis o no queréis.  El combate ha empezado, no dejéis para última hora.

Los bendigo en el Nombre de mi Padre Yahvé, en el Nombre Mío Jesucristo, en el Nombre de mi Santo Espíritu, y que la protección de mi santa madre María, los cuide con su maternal amor y bajo su manto protector los amo  + Jesucristo  + Jesucristo  + Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores.  Amén. Amén. Amén.

Instrumento anónimo.

Medellín, Colombia

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply